Family Business Wiki's Town Square

Family Business Wiki's TOWN SQUARE

GESTIÓN DE LA COMUNICACIÓN EN LA ESTRATEGIA DE LA FAMILIA EMPRESARIA

La comunicación es el elemento clave y vital en casi todas las interacciones que se tiene en la familia, con los compañeros de trabajo y a la larga es esencial en la correcta implementación de cualquier plan estratégico familiar y en la definición de los espacios de comunicación profesional que se requieren.

¿Por qué es importante programar reuniones con una frecuencia constante y regular en las familias empresarias?

En la empresa familiar la comunicación juega un rol importante, sobretodo cuando en muchas ocaciones la "emoción" es el factor determinante. También se pueden agregar otros factores que están en juego como: los miedos, los celos, la codicia, el favoritismo y las agendas ocultas, entre otros.

La importancia de las reuniones periódicas comienza por ayudarnos a construir la unidad, el compromiso y a proyectar el futuro de manera conjunta a largo plazo recordando que este es uno de los elementos claves de la continuidad. Hoy en día los estudios nos demuestran que después de que la empresa logre cierto tamaño son los propietarios los que comienzan a preocuparse profundamente por sus compañeros de familia y también por el futuro de la empresa.

Cada miembro de la familia empresaria según El Modelo Serebrenik forma automáticamente parte del patrimonio familiar y del mismo “ADN familiar”

 

Modelo Serebrenik de la Consolidación de las Dinastías Familiares©

http://raulserebrenik.com

 

Las reuniones familiares empresariales planificadas con una agenda pre establecida y compartida permiten crear y mantener un sentido muy personal de pertenencia y fomentar la unidad a través de la familia. Como miembros de una familia empresaria, anhelamos ser parte de algo que nos involucre o nos interese de alguna manera y donde juntos seamos más grandes que cada uno por su lado.

Según nuestros estudios, las familias empresarias longevas pasan mucho tiempo fortaleciendo sus vínculos y las relaciones con todos los miembros de la familia, lo cual consideramos muy positivo. Estas reuniones familiares en el fondo generan experiencias positivas e imborrables. La cohesión genera éxitos, proyección y la posibilidad de ver el futuro en conjunto. Esto se deriva de reuniones regulares y constantes con la familia empresaria.

El programar y preparar adecuadamente las reuniones con antelación envía un mensaje de claridad, transparencia y seriedad a todos los miembros de la familia y permite abrir los canales de comunicación interpersonales y profesionales adecuados.

El entorno económico y global nunca para de transformarse así que una empresa familiar debe seguir adaptándose, adaptando las estrategias, innovando y cambiando permanentemente para sobrevivir a los nuevos cambios del entorno y, en el mejor de los casos, “crecer”.

Los miembros de la familia, especialmente los jóvenes y los que no trabajan en el negocio, pueden aportar una nueva perspectiva en este tipo de reuniones sin involucrarse en el día a día de la organización. Las reuniones de familia planificadas son un espacio de comunicación adecuado para que los jóvenes aporten proyectos e innovaciones que pueden beneficiar a la familia y a sus empresas.

Una comunicación clara, abierta y sincera a través de reuniones regulares y constantes fomenta la confianza y la seguridad. Los miembros de la familia que atiendan el programa de formación como propietarios y pasen por los lineamientos que el Consejo de Familia establezca podrán tener la oportunidad de formular abiertamente sus consultas y desafiar con sus inquietudes lo que el negocio está haciendo agilizando las dinámicas inherentes en este tipo de empresas.

Es claro que la gran mayoría de las empresas familiares, después de cierto número de generaciones, no podrán dar empleo a todos los miembros de la familia en el negocio principal de la familia. Así, es muy importante que los miembros de la familia que trabajan en el negocio puedan comunicarse de manera regular, fluida y abierta sobre los avances de la empresa, rendir cuentas y estar abiertos a escuchar lo que está pasando con los miembros de la familia que no trabajan en el negocio, así como sobre las posibilidades de generación de nuevos emprendimiento.

Las reuniones de familia como un espacio adecuado de comunicación permiten inclusive resolver conflictos de manera constructiva. Estos conflictos generalmente se manifiestan en una familia empresaria y pasarían a ser parte del mismo Protocolo de Familia definido en diferentes niveles. Los conflictos a menudo pueden ser impulsados ​​por diferentes situaciones o razones. Como son los miedos, los temores, los celos o la mala comunicación entre muchas otras razones. El fomentar reuniones regulares y constantes, donde los miembros de la familia pueden hablar abiertamente sin amenazas o presiones de ningún tipo dará lugar a que una familia tenga el anhelo de continuar y seguir adelante con su negocio.

La comunicación adecuada permite una experiencia de “alta calidad” para todos los miembros de la familia que participan de las reuniones.

Las reuniones de la familia son diferentes a las reuniones corporativas puesto que cuando la familia normalmente se encuentra, generalmente, no hay fronteras ni límites (no hay reglas). En algunas ocasiones o a menudo existen muchas emociones, ira e, incluso, bloqueos como parte de las dinámicas en una historia que puede estar cargada de insultos y una comunicación inadecuada. Todo esto puede ser un gran desafío cuando se busca una solución constructiva a un asunto en particular.

En cuanto a las experiencias de baja calidad en asuntos de comunicación en las familias empresarias nos cuestionamos:

¿Cuánto tiempo ha de lograr sobrevivir?

¿Cuán grandes son los riesgos en las circunstancias que presenta el actual entorno económico tan dinámico?

¿Qué tanto pueden fluir en la toma de decisiones de manera adecuada?

Mejorar la comunicación empresarial familiar es un proceso en el cual y, como parte de la dinámica, se aconseja instaurar unos pequeños cambios en las reuniones, así como otras estrategias para mejor la calidad de las reuniones como equipo familiar. Esto debe incrementar enormemente las posibilidades de éxito para lograr la continuidad y proyectarse como una empresa familiar multigeneracional. Las reuniones familiares son una oportunidad para la revisión y actualización de: Las Constituciones o Protocolos de Familia, los Acuerdos Societarios, los Protocolos Patrimoniales y demás reglamentos y códigos familiares entre otros.

Analizar en los últimos 20 años los acuerdos de familia, las reglas o constituciones familiares y la historia de estas empresas familiares (las más longevas en la historia de la humanidad) nos ha permitido entender e identificar que uno de los principales hábitos que describe Steven Covey en su famoso libro “Los 7 Hábitos de las Personas Altamente Eficientes” es el de establecer con claridad que: “Primero lo Primero”. Esto es fundamental en la estrategia de continuidad y ha llevado a estas familias longevas a no enredarse en los temas de gobierno familiar, y menos en sus Protocolos Empresariales, imprimiendo un claro y alto sentido de propósito y ayudando a enfocar a la familia en los temas fundamentales de la continuidad.

Las familias empresarias longevas han aprendido fundamentalmente a tomar decisiones constructivas y de alta calidad, a resolver sus conflictos de manera positiva y constructiva, convirtiendo estos procesos en experiencias y vivencias de alta calidad para los miembros de la familia como parte del secreto del éxito y de la continuidad. Esto es lo que todo fundador, en primera instancia, debe enseñar a las siguientes generaciones.

Menos de un 5% de las empresas familiares logran trascender más allá de la tercera generación. No es un secreto que hay una alta mortandad en el campo de las empresa familiares en donde se vende la idea de que la tercera generación es la que destruye la empresa o termina vendiéndola. La verdad es que la problemática comienza desde la primera generación.

Los que han logrado el éxito de la continuidad dedican una gran cantidad de tiempo y esfuerzo a cultivar un profundo sentido de unidad y fomentan las instancias de la comunicación y el sentido de pertenencia entre los miembros de la familia empresaria. Una de las mejores maneras de lograrlo es realizando reuniones de familia y negocios regularmente y con constancia donde se fortalezcan las relaciones entre los miembros de la familia y se promueva la construcción de la cohesión para generar un mayor compromiso de parte de las nuevas generaciones con su legado familiar, ingrediente clave para lograr el éxito que estas empresas longevas han logrado conseguir.

 

Views: 5

Comments are closed for this blog post

Translate

© 2018   Created by Donald Levitt.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service